En Oaxaca la verdad incomoda; nuestro reconocimiento a JUSTICIERO CLANDESTINO

728

Las verdades no a todos les gusta escucharlas o leerlas, peor es cuando las verdades llevan nombres y apellidos; durante los últimos tiempos, es causa de persecución, desaparición e incluso muerte a críticos de todo el orbe.

El equipo de RID México hace un “reconocimiento muy especial” a la valentía y convicción del JUSTICIERO CLANDESTINO (@JusticieroCland), analista político de amplia trayectoria que utilizando como bandera el avatar del personaje de la película “Nacho Libre”, desde el 2012 se encarga de desenmascarar a políticos farsantes que sin ninguna pericia pretendían usar Twitter para cultivar sus egos.

Los invitamos a conocer más de este personaje que está revolucionando las redes sociales en Oaxaca.

¿QUIÉN ES EL JUSTICIERO CLANDESTINO Y POR QUÉ LO INTENTAN CENSURAR?

Esta es una carta de agradecimiento para toda la comunidad twittera, especialmente para quienes solidariamente denunciaron la imbécil pretensión de censurar una opinión personal hackeando el portal electrónico www.JusticieroClandestino.com.

Debo mencionar particularmente a @Quintana_JMG y al portal electrónico @RIDMEXICO igualmente a la gentil reportera Laura Diaz y al Diario Despertar de Oaxaca @DespertarOax quienes valerosamente no lo solo retomaron el desdichado texto, sino que brindaron su leal respaldo.

A los entrañables Twitteros que siempre apoyan mis escritos como @Verorana67 o a quienes evitan que la solemnidad secuestre al Justiciero como @ElPepe “Pepona”, o a los escépticos de mi imparcialidad como @Molina34 que en su papel de abogado del diablo siempre me mantiene alerta para no hacer cosas buenas que parezcan malas.

La lista seria infinita, no podría dejar de agradecer el respaldo de los “influencers” en las redes como “El candigato Morris” @oficialmorris, @AlbaniaOC, @Mboe55, @Oskar2687, Mi estimado Tío Tony @Eltiotonysoy, Carlos @CarlosDorados, y mis amigos @horaciocorro y @raulfranconv.

No podría mencionarles a todos los tuiteros de ley que no dudaron en respaldar con sus RT. La cuenta de @JusticieroCland tiene más de 77 mil seguidores, agradezco y reconozco a cada uno de ellos. Cuando menos en tres ocasiones han logrado tumbar la cuenta de Twitter desde que esta fue creada en enero del 2012.

Recuerdo que el primer ataque en contra de mi cuenta,  fue por criticar a la @SeccionXXII  y su criminal proceder en perjuicio de la educación de la niñez de Oaxaca. Entonces la Coordinadora Nacional de la Educación utilizaba esta herramienta para dar a conocer sus acuerdos a la base, y gran parte de sus agremiados tenían una cuenta de Twitter para mantenerse informados.

Mi cuenta en aquel entonces era muy modesta en cuanto al número de seguidores por lo que cuando se pusieron de acuerdo los del cartel delincuencial de la sección 22 en denunciarme como spam, Twitter no dudo en bloquear mi cuenta, después de un largo y tortuoso proceso logré que me regresaran mi cuenta que contaba entonces con la formidable cantidad de 3 mil leales seguidores.

Como consecuencia del “incidente” evité por un tiempo hacer criticas o referirme a la influyente @SeccionXXII, en realidad el sentimiento de frustración e impotencia no tienen comparación con la detestable sensación de la auto censura que en este caso era en realidad una estrategia de sobrevivencia en esta importante herramienta digital.

Eventualmente la CNTE termino por abandonar Twitter como medio de intercomunicación entre sus agremiados, pues siendo un medio abierto quedaban expuestas sus estrategias y planes de acción, pero sobre todo eran objeto de severas críticas a sus estúpidas decisiones por parte de la comunidad twittera.

El magisterio de Oaxaca terminó mudándose a WhatsApp para enviar de una manera mas discreta sus comunicaciones y planes de acción y de esta manera su capacidad censora en Twitter dejo de ser una amenaza para sus críticos en esta plataforma.

La segunda ocasión que la cuenta de @JusticieroCland fue atacada por hackers se trató precisamente ante la denuncia de las conductas pederastas por parte de miembros de la Iglesia católica en Oaxaca.

Ante los señalamientos contra del depredador sexual, sacerdote Gerardo Silvestre Hernández (hoy sentenciado a 16 años de prisión) la jerarquía eclesiástica en Oaxaca utilizó toda su influencia para intentar ocultar este bochornoso suceso, el arzobispo de Oaxaca José Luis @ChavezBotello instruyó a su sicario favorito Francisco Wilfrido Romualdo Mayren Melo Peláez alias @PadreUVI para encubrir toda evidencia.

El inmoral clérigo @PadreUVI no solo amedrentó a los padres de las víctimas, también amenazó a las comunidades afectadas con ser excomulgadas, incluso amenazó a los periodistas que daban cuenta de la información con demandas civiles y denuncias penales.

En el caso particular de @JusticieroCland contrato hackers para exponer la identidad de El Justiciero Clandestino, lanzó bravuconadas y amenazas cobardes y pretendió que @Anonimus respaldaran la censura en contra de la mi cuenta, al final el tiro le salió por la culata.

La tercera ocasión en que la cuenta de twitter fue “tumbada” fue justamente durante la campaña política en la cual @AlejandroMurat fue candidato a Gobernador del Estado de Oaxaca, primero recibí generosas ofertas económicas para vender el dominio www.JusticieroClandestino.com.

Posteriormente un ingenuo “componedor” (supongo que oficioso) le ofreció por MD “lo que quisiera” al Justiciero, quien incredulo pidió la primera posición plurinominal al Congreso Estatal, jajajajá, días después una sorpresiva respuesta “no te podemos hacer diputado; pero te podemos pagar lo que ganarías como legislador en dos años en dos exhibiciones”.

Obviamente nunca tome en serio las ofertas del interlocutor y di por concluidas las comunicaciones, no sin cuestionarme el absurdo proceder de quienes pretendiendo quedar bien con sus patrones, son capaces de tener iniciativas tan torpes como la de corromper a un periodista (lo cual nunca pasa) o incluso implementar mecanismos para censurarlos.

En ese momento si no mal recuerdo la cuenta de @JuticieroCland contaba con alrededor de 40 mil seguidores, eran la mas influyente en temas sobre política en el Estado de Oaxaca, pero repentinamente empezaron a seguirme más de 10 mil nuevos suscriptores en pocos días.

Obviamente se trataba en su mayoría de boots, quienes eventualmente reportaron mi cuenta como como spam o que difundía “contenidos inadecuados o que incitaban al odio” y de nueva cuenta fui censurado por el administrador de Twitter.

Nuevamente tuve que realizar el tortuoso tramite para demostrar a Twitter que mi cuenta era legitima y afortunadamente me fue restablecida en pocos días.

Mi formación periodística inició como reportero de televisión en una cadena nacional, en la capital del país, esto me condicionó a aprender a sintetizar mis informaciones, para que en menos de una cuartilla resumiera el ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué?

 

A mi paso por los diversos medios de comunicación, me adapté a las características informativas de el periodismo en radio, prensa escrita, diarios, semanarios, las modalidades de noticias, crónicas, columnas, artículos, reportajes, investigación, entrevistas, etc.

Después de ejercer el periodismo en la fuente política en la Ciudad de México, llegar  a Oaxaca parecía vivir en cámara lenta, el tiempo se multiplicaba y por ello decidí invertirlo en estudiar la carrera de Derecho.

Eventualmente, en el año 2012 descubrí Twitter, eran 140 caracteres que representaban el desafío de transmitir una idea poderosa que lograse esparcirse sutilmente por el entramado crítico del ciber espacio y llamar la atención para obtener la aprobación de una comunidad inteligente que se identificaba.

El avatar de “El Justiciero Clandestino” pertenece al personaje que hace el actor @Hector_jimenez_ en la película de “Nacho Libre” porque dignamente buscaba un “antihéroe” que fuera 100 % Oaxaqueño y el “Esqueleto” cumplía con todas estas características.

La historia de Fray Tormenta, el cura que lucha para mantener un orfanato, es parte del imaginario nacional, la película de Nacho fue filmada en Oaxaca, el esqueleto era justamente la imagen que necesitaba el Justiciero Clandestino.

Jamás pensé que la cuenta de @jusicierocland llegaría a ser tan importante como para obtener un número tan significativo de seguidores, la intención inicial siempre fue desenmascarar a los políticos farsantes que sin ninguna pericia pretendían usar el Twitter para cultivar sus egos.

 

Un experto es redes sociales me comentó que El Justiciero Clandestino  en realidad era de un grupo de analistas que firmaban sus artículos bajo ese seudónimo.

La verdad  se que cualquiera que se dé a la tarea de identificar al Justiciero lo podría hacer, de hecho nunca fue la intención buscar protección y menos impunidad desde el anonimato.

Lo único que puedo decir al respecto es que suscribo cabalmente lo escrito por El Justiciero Clandestino, el seudónimo fue un mecanismo de despersonalización, jamás tuvo la intención de atacar artera o cobardemente a nadie.

Hoy como siempre estoy a sus órdenes, El Justiciero Clandestino es un alter ego, que cumple justamente con el complicado rol, de evitar las tentaciones del ego, el protagonismo, la ambición, los afectos, temores o compromisos de los que los mortales somos tan susceptibles.

Yo soy El Justiciero, pero El Justiciero no soy yo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here