Conceptos y Decisiones por Adán Córdova

Con motivo de las fiestas decembrinas, las buenas acciones y los buenos deseos emergen por doquier, sin duda, una de las actividades más emocionantes es suscribir nuestra carta a Santa, que conforme a la manifestación personal y evaluación de nuestra conducta nos sentimos con el derecho de pedirle algo y comprometernos a realizar algo más en caso de vernos favorecidos. Por ello, hoy considero exponer la siguiente.

Querido Santa:

Durante este año, he asumido la responsabilidad de ser un buen ciudadano, y orgullosamente puede escribirte que como bien sabes: he pagado mis impuestos puntualmente; no he sobornado a ningún servidor público, ni he dado motivos para ello, en mis tramites cumplo con todos los requisitos y tiempos, no he participado en ningún acto de corrupción, no he mentido -ni siquiera al llegar tarde-; no le he pedido a ninguno de mis familiares que trabaja en el gobierno que me ayude o me gestione algo que no me corresponde; no he tirado basura en las calles – menos dejarla en bolsas en alguna esquina; no he comprado nada con dinero mal habido o recibido algún bien por mi trabajo fuera de lo que por ley me corresponde; pago tenencia en mi estado, y entre muchas acciones más, fui votar en las elecciones, por ello, quiero pedirte:

Un Presidente de la República,

Un Gobernador, y

Un Presidente Municipal.

Que honren su palabra, den resultados, no en sus informes sino en las acciones diarias de sus gobiernos, que su compromiso básico sea el bienestar de todos en sus comunidades, estados y país, aún de aquellas personas que no tuvieron la suerte de nacer aquí; que el equipo que lo acompañe en su gestión sea distinguido por la transparencia en sus acciones, la fiscalización de los recursos y la rendición de cuentas para todos; que la familia, sus amigos y compadres sólo sean parte de su referente social; todos, sin excepción, cumplan con sus aspiraciones materiales, pero con base en la honradez y honestidad de su actuar;  que la máxima publicidad, la meritocracia y evaluaciones constantes sean los elementos base de cualquier cargo público para que la discreción, el silencio y la asociación sean elementos de ascenso laboral del pasado.  

Atentamente.

Un ciudadano con amor a su tierra.

Ya tenemos Presidente de la República, Gobernador y Presidente Municipal, nos corresponde establecer los compromisos con ellos, de participación en las convocatorias, en la toma de decisiones, en la vigilancia de la obra pública, en los comités o los tequios; de solicitud de información para conocer los montos y fines del dinero público, sus equipos de trabajo, todas sus acciones; de avaluación de los resultados con el único fin de rendir buenas cuentas de nuestros deseos.

Devolvamos a las futuras generaciones la oportunidad de creer en que todas las buenas acciones que se realizan alguien las observa y las premia.

 

(*) El autor es Integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal de Combate a la Corrupción en Oaxaca.

 

Correo Electrónico:
adancordovatrujillo@gmail.com
Twitter:
@adancordovat
Facebook:
Adán Córdova

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here