Familia pagó 500 mil pesos por el rescate de Norberto Ronquillo… y aún así asesinaron

Los secuestradores habrían bajado su exigencia de rescate de 5 millones de pesos a solo 500 mil, sin embargo, el pago del mismo no evitó que el joven fuera torturado y asesinado.

Los secuestradores, que torturaron y asesinaron a Norberto Ronquillo, estudiante de Mercadotecnia Internacional en la Universidad del Pedregal, habrían cobrado un rescate de 500 mil pesos.

Los secuestradores habrían bajado su exigencia de rescate de 5 millones de pesos a solo 500 mil, sin embargo, el pago del mismo no evitó que el joven fuera torturado y asesinado.

Al respecto, los primeros resultados de la necropsia señalaron que Norberto murió de asfixia por estrangulamiento, además de que el cuerpo presentaba huellas de tortura así como varios golpes en el rostro, a tal grado que tenía roto el tabique nasal.

Ernestina Godoy, titular de la Procuraduría capitalina, señaló el lunes que el estado de descomposición que mostraba el cuerpo de Norberto hace pensar que fue asesinado la misma noche en que lo secuestraron.

Norberto Ronquillo fue secuestrado el 4 de junio, 10 minutos después de haber salido de la universidad, ya que a esa hora sus familiares recibieron la primera llamada de los secuestradores, que les pidieron un rescate de 5 millones de pesos, informó Ciro Gómez Leyva en el noticiero Por la mañana.

El auto Yaris color blanco en el que viajaba Norberto, fue encontrado 20 minutos después en la calle Arenal, a dos cuadras de su casa.

Por lo anterior, los tíos de Norberto denunciaron el hecho tres horas después de la primera llamada de los secuestradores, sin embargo, 14 minutos después pidieron a la Procuraduría no intervenir, debido a que recibieron una segunda llamada de los delincuentes.

Señalaron que negociaron con los secuestradores, y acordaron pagar un rescate de 500 mil pesos.

Oswaldo, primo de Norberto, fue el encargado de entregar el dinero; uno de los secuestradores le pidió que se dirigiera a un autolavado de la Calzada de las bombas, y le ordenó dejar el rescate dentro de una reja.

Esa fue la última llamada que recibieron los familiares, en la que también los secuestradores afirmaron que liberarían a la víctima, sin embargo, nunca apareció.

Una llamada anónima al 911 alertó a las autoridades de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México la noche del domingo, informaron que había un cadáver en la colonia las cruces.

El cuerpo del joven fue encontrado envuelto en bolsas y amarrado con cables en una zona de difícil acceso en la alcaldía Xochimilco. Su familia lo reconoció por sus botines color caqui, unas pulseras, su chamarra y sus jeans.

Con información de Radio Fórmula

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here