Los canadienses rechazaron la división, asegura Trudeau

El primer ministro canadiense Justin Trudeau dijo que los canadienses rechazaron la división y la negatividad a favor de un plan de gobierno progresista.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau dijo hoy que recibió un mandato claro para gobernar, a pesar de las divisiones crecientes en el Parlamento y el país.

El Partido Liberal de Trudeau tendrá el bloque más grande en el Parlamento, pero no la mayoría, lo cual lo obligará a obtener el apoyo de un partido opositor para que se aprueben sus proyectos de ley.

Trudeau habló hoy por la mañana al mismo tiempo que su rival conservador Andrew Scheer se dirigía a sus propios partidarios, lo que obligó a la TV a abandonar el discurso opositor.

El primer ministro se mostró conciliador al asegurar “a quienes no votaron por nosotros, sepan que trabajaremos cada día para ustedes, gobernaremos para todos”.

Con el recuento todavía en marcha en la madrugada del martes, los liberales tenían 157 escaños, a 13 de los 170 que dan la mayoría en la Cámara de los Comunes de 338 diputados, y los conservadores 121.

El primer ministro apareció en una estación del metro de Montreal hoy por la mañana a saludar y tomarse selfies con la gente.

Trudeau dijo que los canadienses rechazaron la división y la negatividad a favor de un plan de gobierno progresista.

Pero en lo que debía ser un discurso de reconocimiento de su derrota, Scheer dijo que los resultados mostraban a Trudeau muy debilitado en comparación con 2015, cuando los comentaristas pronosticaron el inicio de una nueva dinastía Trudeau después de una década de gobierno conservador.

“Los conservadores envieron una advertencia a Justin Trudeau”, dijo Scheer. “Señor Trudeau, cuando su gobierno caiga, aquí estaremos los conservadores y ganaremos”.

Las elecciones en Canadá se definieron en lo que fue, en esencia, una disputa entre el atractivo y carismático Trudeau y el modesto líder del Partido Conservador Andrew Scheer, quien parecía el antídoto perfecto a la fanfarria y nivel de celebridad de Trudeau.

Trudeau reafirmó el liberalismo en 2015 después de casi 10 años de gobiernos conservadores en Canadá, pero una serie de escándalos, aunados a las enormes expectativas sobre él, amenazaron sus posibilidades.

Tal vez con la sensación de que Trudeau estaba en problemas, Barack Obama otorgó un respaldo sin precedentes por parte de un exmandatario estadounidense al instar a los canadienses a reelegir a Trudeau, diciendo que el mundo necesita en este momento de su liderazgo progresista.

Trudeau, hijo del fallecido primer ministro Pierre Trudeau, un ícono del liberalismo, es uno de los pocos líderes progresistas que quedan en el mundo. Fue percibido como un rayo de esperanza para los liberales en la era de Trump, incluso engalanando la portada de la revista estadounidense Rolling Stone con el encabezado “¿Por qué no podemos tenerlo de presidente a él?”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here